“Respuestas de mujeres: Nuestro cuerpo, nuestro sexo”, de Agnès Varda

Este fin de semana he visitado el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) para ver la exposición del activista Ai WeiWei. Además de conocer parte de su trabajo, tuve la oportunidad de disfrutar del Monasterio de La Cartuja y de otras exposiciones como la de Agnès Varda.

Agnès Varda, en 1975, hizo un cortometraje, Réponse de femmes: Notre corps, notre sexe (Respuestas de mujeres: Nuestro cuerpo, nuestro sexo), en el que un grupo de mujeres responden a preguntas como ¿qué es ser mujer?, ¿todas las mujeres quieren ser madres? o ¿qué es una verdadera mujer?.

A pesar de que el cortometraje sea de 1975 me pareció de total actualidad, lo que me preocupa, porque muestra que aún hay muchos tópicos y tabúes que eliminar.

Os dejo el cortometraje para que me deis vuestra opinión.

 


Las mujeres en la República

A lo largo de la historia, las mujeres y sus aportaciones han sido silenciadas, relegándonos a lo privado, sin poder participar, en muchas ocasiones, en lo público.

Hoy, 14 de abril, se cumple el 80 aniversario de la proclamación de la II República y quería recordarlo con una mención especial a todas las mujeres que lucharon para que tuviéramos visibilidad en la sociedad.

En ese sentido, hace unos días, el Instituto de la Mujer, dentro del Proyecto SINDICADAS-Educando en Igualdad, presentaron una unidad didáctica sobre “Las Maestras de la República” (PDF), que pretende dar a conocer la labor que desarrollaron las maestras de la República dentro de la renovación de la educación.

Aunque la llegada del Franquismo supuso un importante retroceso en los derechos de ciudadanía adquiridos por las mujeres, los grandes pasos que se dieron durante esta época supusieron, desde mi punto de vista, un importante germen para que las mujeres vayamos consiguiendo importantes avances en nuestros derechos, además, de ser un ejemplo a recordar para continuar luchando por la equidad.


Igualdad efectiva

“Y a pesar de que muchas personas puedan pensar que no sirven para nada, la realidad es que dibujan un panorama. Las estadísticas, entre otras cosas, dicen que un 18% más de hombres tienen trabajo, que un 13% gana más dinero que las mujeres y que éstas siguen ocupándose de las labores domésticas en el 80% de los hogares de Andalucía. Estos números expresan la desigualdad como hecho social y actual que hay que cambiar.”

Artículo de Eugenio S. Palomares en ElPais.

¿La supresión del Ministerio de Igualdad es una rendición?

Leo en El Pais un articulo de Inmaculada González de Lara sobre lo que supone la desaparición del Ministerio de Igualdad y en cuyo comienzo estoy de acuerdo:

Con la supresión del Ministerio de Igualdad naufragan las esperanzas que habíamos depositado a en una España menos patriarcal, menos violenta con la mujer y mas igualitaria. Era una apuesta creíble y posible, no solo por seré el instrumento gubernamental más dotado par liderar la política de equiparación material de los géneros en todos los ámbitos de la vida social, económica y jurídica, sino porque, siendo el supremo paradigma de la acción y el poder político, la mujer se hacia visible como enseña y referencia permanente del empeño común por la igualdad, como único camino hacia una sociedad mas justa y mas prospera.

Pero cuando continuo leyendo me quedo alucinada del planteamiento derrotista que muestra esta Magistrada en su artículo. Extraigo de él una sensación de desánimo, que me lleva a pensar que toda reivindicación ya no está justificada y no se podrá conseguir.

En mi post sobre la desaparición del Ministerio de Igualdad, ya comentaba que muchas y muchos habían puesto grandes expectativas, como si esto hubiera sido el final de un camino y de una lucha por los derechos de las mujeres, cuando era un paso mas, importante, pero no suficiente.
No entiendo porqué las propias mujeres seguimos debatiendo y analizando la desaparición de este Departamento, en lugar de analizar que se ha conseguido durante estos años, que ha supuesto para nosotras y la sociedad y ahora, qué debemos seguir haciendo, en definitiva, ¿cuál es nuestra hoja de ruta?.

Sé que lo que voy a escribir ahora va a caer mal en un sector feminista, pero creo que hay que modernizar el discurso, de tal manera que seamos capaces de llegar e implicar a mas mujeres jóvenes (y no tan jóvenes) y a otros sectores sociales.
No podemos continuar con un discurso que se acuñó en el siglo pasado para transmitir una reivindicación política en la sociedad de la comunicación y de la información.

El pasado martes participé en una mesa sobre TICs, la visibilidad de la mujer y su acción política y en ella comentamos, que en la Web 2.0 están más presentes las mujeres, sin embargo nuestra visibilidad es menor porque los roles y estereotipo sociales se extrapolan a ella. Es decir, estamos en ese espacio y muy presentes pero debemos conquistarlo, porque puede ser un medio muy eficaz para poder hacer “más ruido” y para poder hacer entender que es lo que queremos, lo perdamos por quedarnos ancladas en el pasado.
En todos estos años se ha conseguido que muchos hombres nos acompañen en este camino y se involucren. Tampoco olvidemos eso. No seamos excluyentes como ellos lo fueron (y algunos siguen siendo) y construyamos un camino de colaboración entre todos para seguir avanzando porque como, también dice, Inmaculada Gonzalez, las mujeres no somos un “colectivo desfavorecido, sino la mayoría de la población en desventaja histórica”.

Internet, un aliado para la visibilización de la mujer y sus derechos.

Hoy participo en unas Jornadas que organiza la Delegación de Igualdad de la Diputación de Córdoba llamadas “Acción política y comunicación pública”.
En las Jornadas tendrán lugar una serie de paneles. Yo participo en el panel que han denominado “Comunico, luego existo. Crear un espacio propio, existir en la red“.
En la presentación que he preparado voy hablar de aspectos fundamentales para las mujeres y su presencia en la red y de la importancia de esta para la conciliación laboral, familiar y personal.
Os dejo la presentación.

¿Y por qué no va a estar soltera? ¿es obligatorio que una mujer se case?

Tenía pensado escribir sobre la sobreprotección que algunos hombres ejercen sobre las mujeres y sobre sus comentarios, al hilo de las declaraciones de León de la Riva, Alcalde de Valladolid. Pero por un tuit de Alfonso Saborido he encontrado un post de @MariJose_Rom con el que me siento totalmente identificada.
María José, hace una reflexión, a raíz de un artículo de Elvira Lindo, y es cierto, que para muchos hombres y mujeres es necesario que una mujer esté casada para que la tomen más en serio.

Esto no da para más. La igualdad entre hombres y mujeres llegará algún día. Al igual que nuestros padres lucharon para obtener ese preciado derecho al voto que hoy día tantos jóvenes infravaloran, nosotros lograremos -con mucha lucha- que la segregación entre ambos sexos deje de existir.

Abuela, ser soltera en pleno siglo XXI no es malo; la mujer no está condenada a vagar soltera por no tener a un hombre a su lado. Todo llega, pero antes hay que acabar con los insultos gratuitos contra el género femenino.

Lee el post completo aquí.