La Iglesia defiende a la Familia y yo defiendo la diversidad familiar.

  • La familia cristiana no va contra nadie. Amamos incluso a los laicistas radicales, como dice el Papa”, apuntó Miguel, de Madrid
  • Pues no sé si soy una laica radical, que seguro que me ven así o peor, y le agradezco que me respeten, aunque no estoy muy segura de ello, porque:

    a) Cómo mujer pretenden que siga en casa y que salga lo menos posible y si lo hago, que sea con el visto bueno de mi marido o mi Párroco. Ya, parece una exageración pero con declaraciones como estas del Obispo de Córdoba no es posible, además, decidme que esto no ocurre en muchos pueblos de nuestra España.

    b) Cómo mujer no me dejan decidir libremente sobre mi sexualidad o tener un hijo o no:

    • El sexo solo se practica para procrear y, por supuesto, en el matrimonio y Católico (aún no ven con buenos ojos un matrimonio civil).
    • Me dicen que no debo usar un método anticonceptivo, con todo lo que ello conlleva.
    • Me dicen que no debo abortar, como si esto fuera un placer….
    • Me dicen cómo debo ser en mis relaciones personales. Sí, me lo dicen, lo de que hay que ser “una señora en la calle y una puta en la cama” (con perdón).

    c) Me llaman asesina por partida doble. Una por creer en la necesidad de la ley salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo y la otra, por creer en una muerte digna.

    En definitiva, que después de ser una “laica radical”, asesina, roja, etc., etc., me tengo que sentir respetada por la Iglesia, por Rouco y por muchos que desde los púlpitos, teles, radios u otros medios me insultan día a día.

    En este artículo de El País, recuerda algún dato, que no estaría mal que lo viera Rouco, quizá así pueda explicar porqué no hizo tanto ruido durante los Gobiernos del Sr. Aznar:

    El también cardenal [Rouco] aseguró en su homilía que el aborto (legal desde 1985 en España, libre en las 14 primeras semanas desde 2010) y la eutanasia (ilegal) son manifestaciones de una crisis “más honda” que la económica o política. “Siempre que se cuestiona y/o se niega la verdad del matrimonio (…) las consecuencias negativas no se hacen esperar. Se ciegan las fuentes de la vida con la práctica permisiva del aborto. Se banaliza la eutanasia”, dijo ante decenas de miles de fieles (…)

    Y no cierro este post sin dejaros otro artículo de regalo, que para eso estamos en la semana de Reyes: “Los secretos del Tea Party español

    Justicia al fin en Ciudad Juárez

    El titular del artículo no creo que sea muy correcto porque aún siguen siendo asesinadas muchas mujeres pero es un paso:


    La Corte Interamericana de Derechos Humanos hace pública una sentencia histórica contra el Estado mexicano por no haber evitado tres ‘feminicidios’.