Sobre la neutralidad en la red y su debate en el Senado

Mañana por la mañana, a eso de las 12 horas (aproximadamente) se tratará la moción, que ha presentado el Grupo Popular, sobre neutralidad en la red y que está teniendo eco en internet y en algunos medios.

Hace tiempo que el PP se ha apuntado a defender los derechos de los ciudadanos, están pasando por ser el Partido de los trabajadores, es el que ¿pide? que se aumente la AOD y ahora, también, el que se está preocupando por los derechos de los internautas, por ello, entre otras, mañana va a presentar una moción en materia de Sociedad de la Información a fin de garantizar el cumplimiento del principio de neutralidad de la red por parte de los proveedores de telecomunicaciones que operan en España.

A primera lectura la moción parece muy coherente. Muy buenas palabras, para decirnos que ellos junto a los que les hacen de altavoces, van a ser los que estarán pendientes de que el Gobierno cumpla con los usuarios de internet.

Lo que me llama la atención es que el PP, durante los años que gobernó, no lanzara actuaciones concretas dedicadas a la sociedad de la información y de la comunicación y que en Comunidades donde gobierna no se encargue de servicios que solicita la población, como el acceso a internet en el mundo rural, y cuyo debate está más aún en la calle que la neutralidad de la red.

Cierto es que debemos hablar, debatir, dialogar sobre la neutralidad. Cierto es que operadoras y empresas tecnológicas están muy preocupadas, pero, cierto es también, que debemos comenzar la casa por el tejado y antes de llegar a grandes debates plantearnos si estamos haciendo bien (todos, porque todos tenemos responsabilidades políticas) la alfabetización digital para que puedan decidir sobre ello los usuarios, no sólo aquellas élites que tienen acceso a una información privilegiada.

Estoy muy satisfecha que el Senado esté teniendo repercusión en internet y en medios tradicionales. Estoy satisfecha de que, espero, haya personas que le vean utilidad a esta Cámara, pero no estoy satisfecha, de que se debata sobre la neutralidad para la élite, porque ¿sino tengo acceso internet o no sé para qué sirve de qué me servirá que sea neutral?. Más aún, ¿quién será quién controle ese internet si la población no está bien formada?.

Siempre está bien recordar y reflexionar sobre estas palabras de Ibarra.


Ahí lo dejo, mañana veremos a ver que pasa, aunque ya han analizado suficientemente la primera propuesta Socialista, sin que aún se haya cerrado ningún acuerdo.